Anna Mercade justicia entrevist ComunizaAnna Mercade entrevista feminismo Comuniza

"En un mundo crematístico, la justicia se compra de muchas maneras"

Una conversación con Anna Mercadé

Fuerte. Vital. Poderosa. Anna Mercadé, uno de los rostros más representativos del feminismo empresarial, nos recibe con una visión refrescante del mundo en clave de mujeres y hombres. Sus reflexiones transportan a la maternidad, a los límites de la justicia y a la rebeldía de los años 70, pero también al futuro.

Una palabra con la que viajas por la vida.
Anna Mercade entrevista

Justicia.

¿Por qué la has escogido?
Anna Mercade entrevista

Desde pequeña la palabra «justicia» me acompaña como misión de vida. Al final, toda mi lucha por los derechos de las mujeres es cuestión de justicia. Luchar por nuestros derechos es luchar por un estado mejor, porque las mujeres podríamos hacer las cosas mejor. Coliderazgo, participación plena en decisiones importantes del Estado, cómo nos organizamos en la sociedad, qué sociedad dejamos al futuro y a las nuevas generaciones… A partir de entendernos, a partir de la tolerancia y, sobre todo, a partir de la paz y de un ecosistema donde la gente pueda ser feliz y pueda vivir mejor llegaremos a donde queremos llegar. Y todo eso es y se consigue con justicia.

Yo estudié filosofía y letras, y de alguna manera ahora se habla de ética, de gobierno, de no sé qué… Pero en el fondo, la justicia siempre va por su camino.

"He vivido los años 60 y 70, las revoluciones y las huelgas continuas. La palabra justicia me acompaña allá donde vaya"

¿Cuál es tu primer recuerdo relacionado con esta palabra?
Anna Mercade entrevista

De pequeña era muy rebelde. En casa siempre hemos tenido bastante libertad y mis padres nos dieron todo, nos enseñaron muchos valores. Recuerdo que mi madre siempre me decía “ prefiero una verdad por muy cruda que sea. No me mintáis nunca”. Estas cosas se me gravaron a fuego.

Éramos 6 hermanos, en situación de postguerra. Y en esos términos, la convivencia con justicia o injusticia puede ser problemática. Pero mis padres lo hicieron muy bien. Para ellos, todos fuimos iguales. Nunca tuvimos mucho dinero, pero lo que teníamos lo destinaban a formación, a buenas escuelas, a nuestro crecimiento. Cuando vuelvo a recordar mis memorias, siempre pienso que la palabra que mejor las resume es esta. Justicia.

De toda la historia de la humanidad, ¿cuándo ha sido clave esta palabra?
Anna Mercade entrevista

Mucho. Muchísimo. Muchas veces a lo largo de la creación de las sociedades del planeta. Lo que pasa es que antes la justicia la impartían los señores feudales. Los que tenían dinero. Todos lo sabían y se ajustaban a las leyes y libertades limitadas que había. Ahora pensamos que la cosa ha cambiado. Pero la verdad es que estamos en un entorno muy mercantilista, donde la importancia del valor monetario de las cosas es tan grande que llega a ser crematístico. Y la justicia, aunque digan que va con una venda que no tiene que mirar el estatus social o socioeconómico de cada uno, siempre lo hace.

Pienso que la justicia, para ser justicia, no tiene que callar. Tiene que hablar de situaciones injustas. De la desigualdad entre hombres y mujeres. Y para explicarlas necesitamos valentía. Valentía y ser coherente con lo que dices y con lo que haces. En un mundo en el que se valora más el dinero, la justicia se compra de muchas maneras. Mientras se compre, el peligro siempre estará allí. Con las tecnologías pasa lo mismo. Aunque con Internet haya más transparencia, más información y más conexiones… La brecha que abre es muy grande. Una brecha en clave de clases sociales y culturales. Eso también es injusticia. Porque para que haya justicia también tiene que haber un reparto de riqueza, mucho mejor del que hay ahora. En este marco de hombres y mujeres, como hay muy pocas mujeres que nos dediquemos a programar, o a decidir contenidos, a ser emprendedoras, a dirigir empresas, etc. todo queda en visión masculina. Una visión en la que los hombres deciden las leyes, los que mandan, los que tienen una socialización enfocada a resultados, al poder y al ego. Y esto es peligroso. Muy peligroso. Puede dañar a toda la humanidad.

¿Crees que hay algún rincón donde la justicia esté cogiendo un papel más relevante en el mundo?
Anna Mercade entrevista

Por supuesto. Creo que está mucho en la juventud. Yo soy muy optimista, pienso que la humanidad está en un momento de cambio de paradigma muy grande, y que todos deberíamos dar un paso hacia delante para ir más allá. Tenemos que tomar consciencia y creer en las personas, en el entorno que nos rodea. Ahora es el momento de salir de la conflictividad, de las guerras, del hambre… Algo así como una agenda de Naciones Unidas en el año 2030. Sí que hay movimientos y muchos grupos, como la economía del bien común de la que soy portavoz.

Hay, por ejemplo, grupos de cooperativas, economía circular. El 15M fue el primer movimiento de “quiero cambiar las cosas”, de «queremos justicia, queremos verdad” y empezaron a caer los velos. Aquí los velos de la corrupción lo están cambiando todo, y creo que eso es un avance hacia una justicia basada en la verdad. Hoy vemos como se está pidiendo la separación de poderes, huelgas de jueces y abogados, la demanda de más medios independientes que reflejen puntos de vista distintos a los conocidos. Necesitamos más medios para hacer una buena justicia. Porque una de las injusticias dentro de la justicia es la lentitud. Cuando un estado no pone medios para que haya una justicia rápida, una justicia que tenga instrumentos y medios, estas decisiones se convierten en injusticia. Porque nosotros, para cualquier gestión legal, para cualquier demanda o denuncia esperamos 2 o 3 años. Mientras tanto, el tiempo pasa y no salimos de ahí. Después está la justicia de clases sociales distintas: si envías a un obrero a prisión de ahí no sale. En cambio, otro que ha manejado mucho dinero seguramente saldrá en 4 días. Yo siempre me hago reflexiones y preguntas, porque debemos hacernos reflexiones y preguntas y nunca dar por seguras las cosas.

¿Cuál crees que será el futuro de esta palabra? ¿Piensas en posibles mundos futuros para ella?
Anna Mercade entrevista

A mí me gustaría que esta palabra volviera al listado de valores importantes con los que se construye y organiza la sociedad. Todavía estamos arrastrando la sociedad patriarcal, desde hace miles de años, y la sociedad industrial desde hace doscientos años. Estamos organizados como cuando existía la fábrica: las mismas horas, los mismos puestos, el mismo papel secundario de la mujer que, por supuesto, cobraba y cobra menos que un hombre. Podríamos organizarnos mejor, eliminar estos horarios absurdos y trabajar menos horas ocupándonos de cosas importantes, cosas para las que hemos venido a hacer en esta vida: ocuparnos de nuestros seres queridos, de los hijos -si los tenemos- o de los padres, o de quienes sean nuestros amigos, o de irnos a pasear a la playa. Seríamos más creativos, seríamos mejores personas y creo que seríamos más felices. Esto, sólo pasará si un día nos sentamos en una mesa y hacemos un pacto, hombres y mujeres, para organizar la sociedad de otra manera. Que todos nos cuidemos entre todos, que la responsabilidad de las curas no sea solo de las mujeres y que la responsabilidad de llevar la economía del país sea compartida. Al 50-50. Ese día podremos establecer unas bases claras de justicia, de ética, de responsabilidad y de corresponsabilidad. Eso, para mí, sería el primer punto, la primera base, para que haya justicia. Ya veremos si podemos… Si mis nietos verán este futuro para la palabra.

"Una visión en la que sólo los hombres deciden las leyes, el poder y el ego es extremadamente peligroso. Puede dañar a toda la humanidad"

Si esta palabra nos diera un superpoder, ¿qué podríamos hacer mejor?
Anna Mercade entrevista

Lo primero que haría sería poner paz en el mundo. Un súper-héroe o una súper-heroína que cerrara todas las brechas. Que las cerrara porque esto no tienen ningún sentido… Ninguna guerra tiene sentido. Detrás de una guerra siempre hay unos cuantos hombres que quieren repartirse los recursos, que creen que son suyos porque creen que la tierra es suya, de los humanos, de las personas que viven ahí: poder económico, poder político. Siempre. Detrás de todas las guerras siempre hay eso. En el siglo XIII, en Barcelona se creó “la Llotja de Mar”, el “Consolat del Mar”, porque todas las ciudades del Mediterráneo decidieron que, si no había paz, no podían hacer negocios. Imagínatelo. Todos los comerciantes dijeron “no podemos hacer negocios si no hay garantía de paz y tregua”. Y lo hicieron. Por interés, por el bien de la comunidad. Esto es lo que se tendría que hacer. Y la agenda de 2030, y vuelvo a Naciones Unidas, habla de erradicar la pobreza para que haya paz, para reforzar el tema de las migraciones. Para todo esto hay una condición sine qua non, i es que se formen en todos los lugares de decisión, un cincuenta por ciento de mujeres y otro cincuenta de hombres.

Hay mujeres que son propicias a pactar, a negociar, a mediar y a ofrecer soluciones pacíficas. Ya hemos nacido así. Ellos nacen con una amígdala, que es la amígdala del conflicto. Nosotras, las mujeres, biológicamente nacemos con una cabeza y unas neuronas preparadas para la paz, para mediar, para entendernos. Esto ya se ha investigado. Tenemos un gran sabio, que es Adolf Tobeña, un gran catedrático que lo tiene analizado en “cerebro y poder”. No me lo estoy inventando.

¿A qué viene el vínculo justicia-activismo femenino?
Anna Mercade entrevista

Las mujeres, cuando somos madres, sabemos que tenemos que querer igual a hombres y mujeres. A hijos y a hijas. A todos. Y somos las que mejor repartimos las cosas en casa. Eso también lo llevamos de nacimiento. ¿Por qué cuando una mujer tiene un niño, ya sabe darle de mamar? Hasta hay mujeres que paren solas… ¿Por qué sabemos todo esto? Porque viene de nuestros ancestros. Lo llevamos en el ADN.

Los hombres cogen un recién nacido y no saben cómo cogerlo. Las mujeres llevamos en la sangre proteger a la humanidad y a nuestras crías. Repartir bien la comida y el dinero. La formación. La salud. El cobijo. En el tercer mundo, das microcréditos y los hombres se lo gastan en el bar. Ellas montan una empresa, reparten y hacen crecer la economía de las familias. A ellas les enseñas, a las analfabetas, a escribir y a leer y lo que hacen es enseñar a sus hijos. Ellos no.

Por eso, Naciones Unidas se ha dado cuenta de que a quién tiene que enseñar a leer y a escribir primero es a las mujeres. En las guarderías y escuelas deberíamos enseñar más valores, más justicia, más casos de problemas que hay en el mundo y de qué significan para todos. Y visibilizar el pensamiento femenino, la forma en la que las mujeres vemos el mundo. Energía femenina, pensamiento femenino… Que hasta ahora ha sido silenciado. Y mucho.

Anna Mercadé es una de las principales defensoras de las mujeres en el mundo empresarial. De pensamiento feminista e ideas claras, creó el Centro Técnico de la Mujer en 1988, y a día de hoy aún trabaja para potenciar el empoderamiento femenino como directora del Observatorio de la Mujer en la Cambra de Comerç de Barcelona. Formadora profesional, coach y consultora de planes internacionales y estratégicos, es líder en el movimiento de Liderazgo 50a50 que reivindica la paridad y el equilibrio en las cúpulas empresariales.

Philippe Gelis entrevistaPhilippe Gelis KantoxPhilippe Gelis fintechPhilippe Gelis
Cesar Astudillo disenocesar astudillo strategic designCésar Astudillo
John Grant entrevistaJohn Grant brand manifestojohn grant brand manifesto entrevistaJohn Grant
Óscar García
diseño de marcas alina wheelerentrevista Alina WheelerAlina Wheeler entrevista libro diseño de marcasAlina Wheeler
Íñigo Jerez
entrevista cristina kenzcristina kenz danonecristina kenz entrevistaCristina Kenz
Mark Pollard estrategia brandingMark Pollard strategy is your wordsMark Pollard entrevistaMark Pollard
modesto garcia entrevistaentrevista brandemiaModesto García
entrevista javier regueiraJavier Regueiraentrevista Javier RegueiraJavier Regueira
robert jones brandingrobert jones wolffolinsentrevista robert jonesRobert Jones
El Negocio Posterior a la Verdad Sean Pillotsean pillot de chenecey marketingentrevista sean pillotSean Pillot de Chenecey
Anna Gener
entrevista raul ramosentrevista PinkmorroRaul Ramos PinkmorroPink Morro
Brain Surfing The Top Marketing Strategy Minds in the WorldHeather LeFevre brain surfingHeather LeFevre brain surfingHeather LeFevre
Wences Sanz entrevistaWenceslao Sanz entrevistaentrevista Wences SanzWences Sanz
Angel CasasAngel Casas PeriodistaAngel Casas ShowÀngel Casas
pau garcia data streamers entrevistadomestic data streamerspau garcia entrevistaPau García
Elsa Yranzo creative food studioElsa Yranzo foodtureElsa Yranzo entrevistaElsa Yranzo
Entrevista a Gloria Valles Winestyle travelentrevista a Gloria Vallesentrevista a Gloria VallesGloria Vallès
Anna Mercade justicia entrevist ComunizaAnna Mercade entrevista feminismo ComunizaAnna Mercade entrevistaAnna Mercadé
javier jimenez marco lanzaderajavier jimenez marco entrevistaJavier Jiménez
Julen Iturbe entrevistaJulen Iturbe consultoriaEntrevista Julen IturbeJulen Iturbe
Luis Miranda
julia solans ilustradorajulia solans ilustracionjulia solansJúlia Solans
John Grant entrevistaJohn Grant brand manifestojohn grant brand manifesto entrevistaJohn Grant
Elisabet Roselló
Francesc Fàbregas
Philippe Gelis entrevistaPhilippe Gelis KantoxPhilippe Gelis fintechPhilippe Gelis
Cris Busquets
Íñigo Jerez
modesto garcia entrevistaentrevista brandemiaModesto García
Mark Pollard estrategia brandingMark Pollard strategy is your wordsMark Pollard entrevistaMark Pollard

About Black Edition


Palabra. Historias. En negro
Black Edition son conversaciones con personas a partir de la palabra que marca su vida. Porque todos nos explicamos a nosotros mismos a partir de nuestras palabras. Nos definen, nos orientan, nos sirven de guía cuando no sabemos el siguiente paso.


Eso es BlackEdition, una edición de entrevistas con alma.
Entrevistas en blanco y negro.

Combinamos estrategia y creatividad para descubrir la verdad interior de cada marca. Buscamos la palabra que mejor define una organización y la impulsa a relacionarse con su entorno. Es el punto de partida de nuestros proyectos y una palanca competitiva para nuestros clientes. Aportamos estrategia, contenidos y diseño para marcas que quieren incrementar su relevancia. Es nuestro sello desde 2010.
comuniza.com

Créditos

Idea editorial de Comuniza
Diseñado por Víctor Baroli y construido por Juan Serrano

Comuniza no necesariamente comparte las opiniones de nuestros entrevistados, aunque sí disfruta de su libertad para hacerlo.